Un cierre cargado de emociones en el Festival del Queso Copeño

El público deliró con los artistas que desfilaron

Cierre. Vuelve al letargo un grande, esperando ansioso que el próximo año una nueva edición reúna a los copeños y amantes del folclore para vivir intensamente dos noches con lo mejor de nuestro canto.

MONTE QUEMADO, Copo (C) Imponente y recio como el mismísimo queso que le dio su nombre, el festival del norte brilló el domingo, en su segunda y última noche con una velada de gala que comenzó a las 22 con un show de fuegos artificiales y bombas de estruendo para presentar a las academias ganadoras del “Pre Queso”.
Luego subieron al escenario artistas locales, a los que le siguió el grupo La Brisa, que ejecutó un repertorio variado e interpretó Añoranzas que con la fuerza de su recitado hizo que el desarraigo de muchos copeños que regresaron al pago aprovechando las vacaciones se reflejara en un emotivo canto junto a los artistas. La medianoche traería a Los Changos desde Chaco, revelación de festivales de la zona y valiosa participación en Cosquín.
La tonada de los turistas denotaba su lugar de origen. Cordobeses, salteños, tucumanos, jujeños, chaqueños y santiagueños se mezclaron al ritmo de gatos, zambas y chacareras para erigir una vez más a este festival como uno de los grandes del norte. El canto joven de Marcelo Toledo le puso fuerza y talento a la interpretación de un cancionero variado que encendía una y otra vez al público.
La danza estuvo representada por la academia Sacha Rupaj, Virgen Del Carballo y hubo un duelo de malambo entre integrantes de academias de Los Pirpintos, Campo Gallo y Monte Quemado. “Pochi Chávez” fue el único artista que estuvo en las dos noches del festival.
La prodigiosa actuación del cantautor santiagueño Horacio Banegas fue una de las más disfrutadas en la última noche, logrando la aclamación popular y el revoleo de ponchos.
Más tarde, con sayas, huainos y carnavalitos, Los Tekis lograron el punto culminante de la noche donde el público enfervorizado cantó y bailó en una progresión de alegres temas y lograr la ovación total del festival.
El cierre de la gran fiesta fue con Los Cantores del Alba, que en su selección clásica de temas subyugaron a los nostálgicos. Ya pasadas las 6 de la mañana subió al escenario el grupo La Brasa, que con sus canciones dieron paso al canto litoraleño argentino que fue pasadas las 8.

Fuente: El Liberal

…………………………………………………………………………………

 

Anuncios

~ por alasnews en 23/07/2008.

 
A %d blogueros les gusta esto: